Prehistoria

 

 

EVOLUCION GEOLOGICA .- La comarca de la Sagra bajo el aspecto geomorfológico y según los restos encontrados en ella, ha tenido una extraordinaria evolución, lo podemos ver en los hallazgos apa-recidos en "El Cerro de los Batallones" de Torrejon de Velasco, donde la Comunidad de Madrid pre-tendía ubicar un vertedero de residuos sólidos y que gracias a la contestación de los pueblos vecinos co-nocedores de las posibilidades que en este contorno se encerraba se ha intensificado la investigación del lugar descubriéndose restos de incalculable valor paleontológico.

Hace diez millones de años, este entorno conocido hoy como " Cerro de Batallones", un enclave eleva-do situado a unos 30 kilómetros de Madrid, era el hábitat natural de una gran variedad de animales co-mo tigres, elefantes o jirafas, en un paisaje semejante a la sabana africana. Esto se deduce de los hallaz-gos paleontológicos de los vertebrados fósiles aparecidos.


En estos yacimientos arqueológicos se han encontrado una extraordinaria variedad y abundancia de res-tos de carnívoros como la hiena, el tigre de dientes de sable, el anficiónido, especie ya extinguida mezcla de lobo y oso, o la mofeta, se han encontrado esqueletos de mastodonte, así como de jirafas. Los ani-males morían allí porque habría alguna trampa mortal, .el terreno debía estar compuesto de arenas mo-vedizas, cieno y fango.













Esta comarca estuvo cubierta por agua salada en la época del Terciario y marcan su nivel las mesetas que hoy tenemos en el Cerro de Los ängeles en Getafe (670 m.) , el Cerro de Exquivias, el Cerro del águila en Villaluenga o el de Magán, estos cerros se denominan "oteros"o "cerros testigos , que son zo-nas residuales del antiguo material que rellenaba la fosa del Tajo y que presentan en su parte superior restos de sílex..


Esta Comarca carece montañas, y decimos que es llana , esto mismo opinaban la mayoria de los en-cuestados en la relaciones de Felipe II , quizá para dar una cara amable de sus tierras, pero esta llanura se encuentra muy accidentada por los arroyos que vierten a los rios Tajo, Jarama, Guadarrama , Alber-che o al propio arroyo del Guatén y que han horadado y continuan haciendolo, como consecuencia de la erosión tenemos un catálogo de "Cuestas" que en otro tiempo hacía temblar a los arrieros y a los carros de bueyes y mulas cuando iban a "sacar" los aces de mies de sus tierras, así tenemos : La Cuesta la Rei-na en Seseña , La Cuesta La Cantueña en Parla, La Cuesta de Olmos en el Viso de San Juan etc.

En el caso de las cárcabas y cantiles a la izquierda del rio Guadarrama, se ha producido una mayor ero-sión ya que se han arrastrado los materiales desde una altura de unos 80 metros de desnivel en la pro-vincia de Madrid hasta depositarlos en el lecho del rio Guadarrama pero en un recorrido de entre 5 y 10 kms, es decir que tenemos una pendiente del xx %, como son el Arroyo de ArroyoMolinos, el arroyo de la Fuente de Garcilaso de la Vega en Batres, los arroyos "colmaleche", "San Blas" , "Obera" en Ca-rranque, en el Viso de San Juan , en Palomeque, en Recas, y en Bargas.

La espina dorsal de esta morfología es el Rio Tajo , hace un millón de años, al comienzo del Cuaternario el Tajo iniciaba su andadura divagando por la llanura pero situado a unos 200 metros sobre el nivel por el que discurre en la actualidad, consecuentemente esto mismo sucedía con sus afluentes , es decir el Ja-rama y el Gudarrama y consecuentemente los arroyos que afluyen a estos rios.

Según un ensayo de D. Manuel Alia Medina publicado en Mayo de 1.945, en la Revista Estudios Geo-gráficos, su teoria de la evolución de la comaca es la siguiente..:

a) - Durante los tiempos del Plioceno Inferior se habría producido un ahondamiento erosivo de la red fluvial de entonces, cuya red fluvial vertería sus aguas a Oriente, asi se originó la topografía fósil recono-cida sobre los materiales miocenos.
b) - En los tiempos del Plioceno Medio y superior se verificó en las mismas zonas el depósito de los se-dimentos detriticos los cuales empastarían así en la anteror topografía. Esta sedimentación se produjo por una basculación paulatina que había de llevar al final del periodo al cambio de la red hidrográafica para que al final del periodo se produjera esta red desaguería en el Atlántico. El depósito de estos ma-teriales antes citados se produce en condiciones climáticas mua áridas.
c) - Los sedimentos pliocénicos del Norte de Toledo constituidos por arcillas arenáceas rojizas pudieran corresponder edáficamente con formación de tierras rojas fósiles , generadas bajo clima árido y ser el resultado del arrasamiento erosivo de rocas principalmente calizas , así como de margas miocenas.
d) - La formación edáfica de las tierras arcillosas obscuras de la Sagra se explica por el represamiento de las aguas de los afluentes del Tajo en estas regiones como consecuencia de la intercalación de los materiales neisicos del Torno toledanoen el curso de dicho rio, coincidiría este proceso con la existencia de periodos de mayor pluviosidad que el actual y así se formarían charcas de vegetación abundante, cu-ya materia orgánica sería integrada edáficamente sobre las arcillas del terreno.